Este sábado, Khabib Nurmagomedov venció a Conor McGregor en el cuarto asalto por sumisión, conservando el título de pesos ligeros de la UFC.

Sin embargo, la noticia que le dio la vuelta al mundo fue el ‘zafarrancho’ que que se armó al concluir la pelea, de hecho la policía tuvo que intervenir para separar a los combatientes y el público.

Todo inició cuando Nurmagomedov se lanzó por encima del octágono al rincón de su oponente, esto con la intención de pegar al entrenador de McGregor, Dillon Danis.

Esto provocó la molestia del público, por lo que varios de los asistentes subieron al octágono a golpear al irlandés.

Al salir del ring, McGregor fue abucheado, mientras a su rival le lanzaron varios objetos; cabe mencionar que Dana White, jefe de la UFC, se negó a entregarle el cinturón al ganador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here